Make your own free website on Tripod.com
 

Principal

Historia
Actualidad
Imágenes
El Baile
La Música
El Canto
Las Letras
Investigación
Aprendizaje

 

Contacto

 

 

De los Clérigos Vagabundos a Cambalache

 

Una de las exploraciones temáticas más apasionantes a que se prestan las letras del tango puede ejemplificarse en el tradicional motivo poético de la luna, cultivado en la literatura europea desde tiempo inmemorial. Una muestra de la evocación lunar extraída de la poesía anónima que escribieron en latín los “clérigos vagabundos” a fines de la Edad Media, ha sido empleada por Carl Orff en el comienzo de su experimento coral llamado “Carmina Burana”: “Oh fortuna/ velut luna/ statu variabilis...”

Esta analogía de la Diosa Fortuna todopoderosa con la luna, ejerció gran fascinación en la imaginería de Jules Laforgue, poeta francés nacido en Montevideo, que integró el círculo de seductoras figuras menores del movimiento simbolista a fines del siglo pasado; fue uno de los más interesantes precursores de la poesía europea contemporánea, admirable maestro de una tesitura  plena de fantasía y espíritu irónico.

El autor argentino que recoge la melancólica conmemoración lunar y la incorpora a nuestra poesía es Leopoldo Lugones, especialmente en su “Lunario Sentimental”.

Este recurso de apelar a la luna para revivir con nostalgia el suburbio porteño, lo adoptan algunas letras de tango, algunas que popularizó Carlos Gardel en “Melodía de Arrabal”, “Lejana Tierra Mía”; Homero Manzi en “Barrio de Tango” y “Sur”.

 Esos clérigos vagabundos de Carmina Burana poseían la característica de la lírica popular urbana, y que Francois Villon (1431-1463), un poeta francés totalmente identificado con el lenguaje del pueblo, también recogió y transmitió.

En consecuencia, por humilde que nos parezca, es necesario reconocer que la producción de Discépolo posee indudable afinidad con la ternura y compasión de Villon, en lo que respecta a la imagen que nos ofrece del sufrimiento y la miseria humana en los sectores más oscuros de la sociedad, y por añadidura, su tango Cambalache es un documento poético de extraordinaria perspicacia que no cuenta con parangón en la literatura culta.

Jaime Rest en “Notas para una Estilística de Arrabal”