Make your own free website on Tripod.com
Principal

 

Historia
Actualidad
Imágenes
El Baile
La Música
El Canto
Las Letras
Investigación
Aprendizaje

 

Contacto

 

 

Influencia de la literatura en las letras de tango

(De “Tango, discusión y clave”, de Ernesto Sábato, Ed.Losada, Bs.As, 1963)
 
     El romanticismo influye en el tanto a través de los payadores, con la milonga. En 1883, Ventura Lynch recopila letras de milongas que muestran los grados de transición de la payada al tango.
Ejemplo:
“Soy hijo de Buenos Aires,
me llaman el porteñito,
el criollo más compadrito
que en esta tierra nació...”
 
O la letra del tango “Mi Noche Triste”:
 
“La guitarra en el ropero
todavía está colgada,
nadie en ella canta nada
ni hace su cuerda vibrar.”
 
En los primeros años del 1900 se produce la afirmación y triunfo del modernismo de la mano de Rubén Darío, e influye en el tango a través de, por ejemplo, Enrique Cadícamo:
 
“Ella era una hermosa nami del arroyo
él era un troesma para usar la ganzúa
por eso es que cuando de afanar volvía
ella, en la catrera, contenta reía,
contenta de echarse dorima tan púa.
De noche él robaba hasta la alborada.
De día dormían los dos abrazados...”
 
No sólo Cadícamo recibe la influencia del modernismo, sino Celedonio Flores, por ejemplo:
 
“La noche, compadre, se ha ido a baraja
y pinta la guía del sol en el cielo
la luna es la bruja fulera que raja
y el sol, una rubia que se suelta el pelo...”