Make your own free website on Tripod.com
Principal

 

Historia
Actualidad
Imágenes
El Baile
La Música
El Canto
Las Letras
Investigación
Aprendizaje

 

Contacto

 

 
 
“¿QUÉ SAPA, SEÑOR?”
Letra y Música de Enrique Santos Discépolo
Presentado el 8 de junio de 1931
 
La tierra está maldita
y el amor con gripe, en cama.
la gente, en guerra, grita,
bulle, mata, rompe y brama.
Al hombre lo ha mareao
el humo al incendiar
y ahora, entreverao,
no sabe adónde va.
Voltea lo que ve
por gusto de voltear,
pero sin convicción ni fe.
 
¿Qué sapa, Señor, que todo es demencia?
los chicos ya nacen por correspondencia
y asoman del sobre sabiendo afanar.
Los reyes, temblando, remueven el mazo
buscando un yobaca para disparar,
y en medio del caos que horroriza y espanta,
la paz está en yanta y el peso ha bajao.
 
Hoy todo dios se queja
y es que el hombre anda sin cueva...
volteó la casa vieja
antes de construir la nueva.
Creyó que era cuestión
de alzarse, y nada más,
romper lo consagrao,
matar lo que adoró.
No vio que a su pesar
no estaba preparao
y él solo se enredó al saltar.
 
¿Qué sapa, Señor, que ya no hay Borbones?
Las minas se han puesto peor que los varones
y embrollan al hombre que tira boleao.
Lo ven errar tejos a un dedo del sapo
y, en vez de ayudarlo, lo dejan colgao...
Y nadie comprende si hay que ir al colegio
o habrá que cerrarlos para mejorar...
 
 
     Dice José Gobello: “Todos estos tangos son una acabada descripción de la angustia, la incertidumbre, el escepticismo y el temor a perder bienestar y respetabilidad, que invadieron a la sociedad argentina, como efectos de la crisis de 1930, que con un sacudón inesperado y brutal fue borrando el optimismo y la fe en el futuro que formaban parte del espíritu nacional.
En este tango, Discépolo visualizó un agudo problema de entonces, el auge de la delincuencia, particularmente la juvenil. Después de setenta años, algunos males de la sociedad no han encontrado solución.”